Taxus baccata L.

on viernes, 27 de febrero de 2009


Tejo
Qué decir de esta conífera y mágico árbol que no sepáis. Lo que en un principio parecía ser una simple caminata de fin de semana por una sierra poco conocida del noreste de Granada, se convierte en una de esas jornadas de campeo que te marcan y tardas en olvidar. Hace unos años había estado por ese lugar y “descubierto” un pequeño tejo, que no era otra cosa que un rebrote de un gran tronco que había sido cortado hace años y que colgaba de un paredón calizo.
Ya produjo en mi una gran satisfacción, pero también pena puesto que por más que busqué por los alrededores no encontré otro ejemplar, así que ahí se quedo “mi tejo” ,aislado, como vestigio de otras épocas más frías y húmedas y esperando a que llegase su día en el que fuese cortado en alguna actuación forestal y enviado a ese “cielo de las plantas”,ya que se encontraba justo en el borde de una franja cortafuegos ,y en una finca forestal privada sin ningún tipo de protección.
En recientes escapadas había visitado con frecuencia ese enclave, y “mi tejo”,en primavera, durante el estío, el cromático otoño, y el nevado y silencioso invierno, apreciando cada vez más la belleza del entorno. Son de esos lugares mágicos, que cada uno de nosotros tenemos y que despiertan en nuestro interior algo especial.
La verdad es que se trata de una formación vegetal de un gran interés y lamentablemente amenazada, el quejigal- aceral supramediterráneo de Acer granatense ,con pino laricio ( Pinus nigra subsp salzmanii ), además acompañado con algún que otro endemismo como Sarcocapnos baetica subsp baetica.
Este sábado me acerqué de paso , para comprobar como había pasado estos días de nieve y duro invierno el tejo. Tras echarle alguna fotografía, y ver que seguía en su sitio como en centénios, empecé a ojear por alrededor, aprovechando que los arces se encuentran desnudos y dejan al descubierto esas plantas perennes del bosque. A lo lejos visualizo, una conífera, con ramas algo erguidas y que sobresalen entre las encinas y que su color algo oscuro destaca entre el verde claro de los pinos laricios. Echo mano a mis prismáticos, y mis sospechas tras las indicaciones de un autóctono de la comarca hace unos meses, empiezan a hacerse realidad. Así que hacia allí me dirijo, me desprendo del llamativo forro polar y me adentro poco a poco en el interior de esa finca, teniéndome que pasar por la entrepierna la alta valla y esa legislación poniendo en riesgo mi integridad.
Pero al final merece la pena, y me encuentro ante un magnífico y vigoroso tejo centenario, lo contemplo y lo observo con satisfacción de arriba abajo ,tomo algunas fotografías y abandono el lugar por el frío que empieza a penetrar en mi cuerpo y los rugidos de mi estómago.

Decir que el tejo , en la Península está en regresión ,en Andalucía muy amenazado declarado como en Peligro de Extinción y sus poblaciones son realmente individuos aislados que aparecen en , Sierra Tejeda, Sierras de Cazorla y Segura, Sierra Nevada y que en el norte de Granada hasta hace unos años solamente en la Sierra de Baza .Pero el encontrarse esta zona cerca de las Sierras de Segura con plena continuidad geográfica, y biológica era de esperar que también se localizase por estas sierras aunque sin estar en ningún espacio protegido y para más INRI en una finca privada.
Otro ejemplo de lo inútil y nefasto que resulta el poner fronteras a nuestro campo como límites de provincia, comunidades autónomas, o propiedades privadas , cada una de ellas con un régimen diferente de protección ambiental a pesar de formar parte de un mismo ecosistema.
Lógicamente siento no daros en este medio más indicaciones sobre la localización de estos tejos, moralmente no lo veo conveniente y de esa forma no contribuiremos a su amenaza o desaparición.

2 comentarios:

Juan T.A. dijo...

Hace tiempo que siento una especial atracción hacia este árbol. Común en el norte, aquí en el sur como dices es excaso de ver.
En el Parque Natural de la Sierra de Castril hay tres o cuatro ejemplares, que como muy bien apuntas no están descritos en cuanto a su localización, en pro de su conservación. Conozco alguno más en la Sierra del Pozo y el grupo mayor de Cazorla.
De lo que por ahora no he conseguido es una foto de sus frutos. Tengo entendido que no fructifican todos los años ni todos ellos, y es algo que tengo pendiente en mi agenda fotográfica.
Saludos

Bibiano Montes dijo...

Al menos esos de Castril según dices están dentro de un espacio protegido , pero estos de Guillamona y otros ejemplares que hay en Sierra Seca tampoco.
Y lo de verlos con semilla hay que tener en cuenta que son árboles dioicos con el sexo separado en diferentes pié de planta,y muchos de los que vemos por aquí aislados pues pueden ser el pié macho, y si fuese el hembra pues tendría dificulta también en que se diese la fecundación y formación de los frutos.
A lo mejor se preguntas a algún lugareño o pastor que lo conozca haber si lo ha visto alguna vez con bolitas rojas podría ser de gran ayuda. En estos ejemplares de la foto aún no se si son machos o hembras , empiezan a echar esas "flores" en marzo pero estos están todavía muy atrasados.
Saludos ,Juan

Sobre el autor

Mi foto
Biólogo. Habitante de la "aldea global" .Un puñado de genes más que pulula por las Sierras Béticas.

Contacta

Contacta

Seguidores